30 dic. 2009

"El paseo del Born era la plaza mayor de Barcelona"


El historiador defiende la importancia de este espacio de la ciudad en la Edad Moderna
El paseo del Born tal como lo conocemos ahora fue la plaza mayor de Barcelona a finales del siglo XVII y principios del XVIII. Además era una plaza en continúa efervescencia que ejercía como centro comercial de una ciudad moderna en crecimiento económico y no en decadencia como se suele creer. Ésta es la tesis que defiende el historiador del Museo de Historia de Barcelona, Albert Garcia Espuche, en el libro La ciudad del Born. Economía y vida cotidiana en Barcelona (Siglos XIV a XVIII). Espuche realiza un paseo por esta Barcelona a partir de los restos del yacimiento arqueológico recuperado en el interior del viejo edificio del mercado del Born, que ha resultado ser una parte muy representativa y explicativa de todo el conjunto barcelonés durante ese periodo.

-La ciudad del Born. Economía y vida cotidiana en Barcelona (Siglos XIV-XVIII). -¿Por qué este calificativo de ciudad del Born?
-Por un lado, la ciudad del Born como fragmento de ciudad que hay dentro del antiguo mercado del Born. Por otro lado, la ciudad del Born como sinónimo de Barcelona. Especialmente en el siglo XVII y principios del XVIII el Born era la plaza principal de Barcelona y era como una síntesis del conjunto de la ciudad. Se podía decir que Barcelona en aquel momento era la ciudad del Born.

-¿Cómo fue en general aquel periodo en el Born que analiza?
-Lo primero de todo es debatir una idea hasta ahora fuertemente establecida. Se ha dicho que en general durante la Edad Moderna, más concretamente en el siglo XVII hasta principios del XVIII, fue una etapa oscura y de decadencia económica. Todo lo contrario. Es cierto que hay crisis y los hechos bélicos de por medio pero es un periodo de cambio y de transformación más bien positivo con un crecimiento económico con un sistema de ciudad sólido, desde finales del siglo XVI, en el cual se apoya muy bien el país. Barcelona es dinámica económicamente y culturalmente, además de estar bastante cohesionada desde el punto de vista social.

-¿Y cómo era la vida cotidiana en la Barcelona de entonces?
-Por ejemplo, los productos de droguería y confitería fueron esenciales tanto en la vida cotidiana como en la economía de la ciudad y del país. Barcelona había desarrollado en estos establecimientos una capacidad enorme para trabajar el azúcar. Evidentemente triunfaban los melindros, las neulas y turrones pero había decenas y decenas de otros dulces. El tabaco también se introdujo con mucha fuerza a finales del siglo XVII y tuvo un peso económico fundamental.

-También tenían un peso importante los cafés y las tabernas, ¿no?
-Tenían mucha importancia las tabernas que eran establecimientos muy importantes desde el punto de vista de la sociabilidad y también eran grandes negocios. Muchos taberneros se convirtieron en mercaderes importantes. Por otro lado, existían establecimientos donde había una gran afición por consumir bebidas frías. Y al final del siglo XVII, medio siglo antes de lo que se ha dicho, se introdujeron los primeros cafés y yo aseguraría que son los primeros cafés de la península que se establecieron en la zona activa y dinámica muy cercana del Born, al lado del actual y mal dicho paseo del Born, que de hecho es la plaza del Born o plaza mayor de Barcelona durante este periodo y tendría que continuar siéndolo. Justo al lado, en la calle del Canvis y en el cruce entre Vidrieria y Fusteria estaban los primeros cafés, regentados por un italiano y un holandés.

-¿En aquella época qué juegos eran los más populares?
-Existían los triquets, los espacios de juego abiertos al público donde se jugaba a diferentes tipos de juego. Uno de ellos era una especie de tenis muy parecido al actual y también se jugaba a otro tipo de juego de pelota que era como el crockett. Evidentemente también se jugaban a cartas y a billar, que se introdujo en Barcelona durante la primera mitad del siglo XVII, mucho antes de lo que se había pensado.

-¿El Born cómo se relacionaba con el resto de los barrios?
-El Born era el centro de la parte activa, comercial y dinámica de la ciudad. El Born no era como se ha dicho alguna vez un lugar aristocrático sino todo lo contrario. En el Born pasaba todo el mundo y pasaba de todo, desde las famosas ferias del Vidrio y de la Cera hasta el mercado diario. También había actos nobiliarios, corridas de toros y fiestas populares como el Carnaval, que tenía lugar en diversos espacios en la Rambla pero también en el Born. El Carnaval barcelonés del siglo XVII era el más importante de Europa y así lo cita Calderón de la Barca en sus obras.

-¿Cómo era el mapa del Born de entonces?
-El Born ha tenido la suerte de ser un cruce de barrios. Las tres patas del centro activo estaban representadas: la comercial, la industrial y portuaria. La calle Rec Comtal era la artería que alimentaba la industria. La actividad comercial se situaba alrededor del Bornet y la calle Bonaire, donde se habían instalado algunos mercaderes importantes y estaba la droguería más importante de Europa. Después la isla de casas de la Ribera representaban el sector marineo y portuario.

-¿Cómo afectaron los hechos de 1714 al Born?
-Tuvo una afectación inmediata y desastrosa. Fue una amputación lenta y dolorosa porque fue una chapuza desde el funcionamiento urbano. Por ejemplo, Rec Comtal se cortó justamente donde está el yacimiento y por tanto dejo de entrar agua a la ciudad. Además de eliminarse edificios más o menos singulares también se eliminó una serie de oficios que eran esenciales para la ciudad. A medio plazo supuso una forzosa emigración hacia el interior o fuera de la ciudad del 17% de la población.

-¿Qué otras afectaciones tuvo el Born?
-Se mutiló la propia plaza mayor de Barcelona porque se cortó una de las cuatro caras de la plaza, la más cercana a la ciudadela, más un fragmento de las otras dos caras perpendiculares, de tal manera que el punto esencial y sintético de la ciudad quedó de golpe abierta a los cañones de la ciudadela. En el momento en el que la plaza mayor del Born no está cerrada con sus cuatro caras se convierte en una especie de paseo que al cabo del tiempo se pasaría a llamar paseo del Born y definitivamente se olvida la plaza mayor precisamente por los hechos de 1714.

-¿Y qué queda del Born de aquellos tiempos con la época actual?
-Queda el trazado urbano. Para empezar queda la disposición dentro de la ciudad de esta pareja tan bonita constituida por la Iglesia Santa Maria del Mar como plaza cubierta en la cual pasaba muchas cosas aparte del hecho estrictamente religioso y una plaza descubierta al lado, que era la plaza mayor de la ciudad. Yo reivindico que se restituya, se le cambie el nombre y lo que sería más interesante se recupere el aspecto y funcionamiento urbano de plaza que había sido una de las más importantes de Catalunya. Es decir, que funcione no como un paseo sino como plaza. Esto se podría hacer aprovechando la propia remodelación de la pieza urbana que será el futuro Centro Cultural del Born.

-¿Qué otros espacios se han perdido?
-La actual avenida Marquès de l'Argentera era la calle Gran de la Ribera donde había una arboleda con más de 400 árboles. Era un pulmón con muchos más árboles que en las Ramblas y era el final del barrio de la Ribera y de otros barrios que estaban allí. Tampoco estaría de más recuperar esta memoria y llevar a cabo una mejor de la situación actual urbanística

-¿Para cuándo estará listo el futuro Centro Cultural del Born?
-En principio para el 2012. Allí tenemos el yacimiento que ha cambiado la idea de la historia de un periodo de un país y la primera obligación de este espacio es explicar la Barcelona del siglo XVII y principios del XVIII. Además de visitar el yacimiento esto se concreta con una exposición permanente y algunos espacios para exposiciones temporales. También hay temas esenciales del siglo XVII y XVIII como la conflictividad urbana o la sostenibilidad que se daban en una ciudad moderna y este centro cultural partiendo de la historia y desde el punto de vista del análisis de aquel periodo tendría que hacer un salto para tratar los temas o problemas de la ciudad contemporánea.

-¿Qué importancia tiene el yacimiento?
-Es una yacimiento de la Edad Moderna absolutamente único al estar en medio de la ciudad. El hecho que haga esta pareja extraordinaria con el edificio del Born lo convierte en el mercado más interesante del mundo y el yacimiento más interesante del mundo. Alguien podría pensar que como no es un yacimiento romano o una pirámide egipcia no tiene ningún interés. El yacimiento también explica muchas cosas y no es un mundo de piedras, así que es esencial el conocimiento que lleva asociado.

La Vanguardia 29-12-09






+ info:
Arqueologia urbana

No hay comentarios:

Publicar un comentario