21 oct. 2009

Hallan dos bustos del siglo I en un antiguo cuartel militar de Mérida

La excavación arqueológica del antiguo cuartel de Hernán Cortés en Mérida, que se inició el pasado mes de mayo, ha arrojado una serie de hallazgos entre los que destacan dos bustos de mármol que datan del siglo I después de Cristo y que formarán parte de la exposición del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, así como una zona funeraria ocupada por medio millar de enterramientos de la época islámica, de entre los siglos VIII y IX.
En cuanto a los bustos, se trata de dos cabezas de mármol, halladas juntas, que podrían ser retratos privados asociados a un espacio funerario. Uno de ellos, por su conservación, será una de las piezas de mayor calidad que se hayan expuesto en el Museo Nacional de Arte Romano en los últimos años.
En el suroeste de este solar, que cuenta con 12.000 metros cuadrados, se han hallado una serie de construcciones que se superponen unas a otras, es decir, edificios que fueron reutilizados entre el siglo I y el siglo VII.
En concreto, se trata de recintos funerarios, una vivienda del siglo II que posteriormente fue abandonada y cuyos pavimentos fueron reutilizados para la creación de otra vivienda.
Potencial «inmenso»
En este edificio se localizaron termas y en algunas de sus salas, pavimentos de mosaicos. Este espacio, según muestra el informe de la excavación, fue utilizado como edificio residencial en el siglo V y perduró hasta el siglo VII. El alcalde, Ángel Calle, destacó que Mérida tiene un potencial «inmenso», ya que «posiblemente» sea el principal yacimiento arqueológico de España.
Por ello, indicó que no es un problema que los trabajos arqueológicos que se desarrollan en la ciudad retrasen la consecución de determinados proyectos, «porque en una ciudad como Mérida, los yacimientos son los que dan la vida».
Seis mil euros
En esta excavación se invirtieron casi 600.000 euros con cargo al Plan E del Gobierno central y la obra cuenta con los trabajos de más de cincuenta personas. La consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores, destacó que este hallazgo se trata de una nueva muestra del potencial patrimonial con el que cuenta la región. Flores criticó que «frente a las críticas interesadas de los que propugnan» que la expansión urbanística debe prevalecer frente a la conservación de los restos arqueológicos, «apuesto por una labor coordinada de ambos campos».
Para la consejera, es necesario utilizar una «mirada global» para comprobar que una fuente de riqueza como son las ruinas romanas y las piezas que el Museo Nacional de Arte Romano conserva, «no puede ser desperdiciada, porque sólo puede suponer beneficios para los emeritenses».
Flores adelantó que el estado de conservación de ambos bustos permitirá su exposición pública junto a los numerosos restos arqueológicos que ya se encuentran en el Museo Nacional de Arte Romano, «una de las joyas de nuestra Comunidad autónoma». La Consejería de Cultura y Turismo participará durante los próximos años al mantenimiento del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, y se encuentra implicada en la restauración de la Alcazaba árabe y la adecuación del Templo de Diana como plaza pública con galerías comerciales.

ABC 21/10/09

+ info:
Museo Nacional de Arte Romano de Mérida


No hay comentarios:

Publicar un comentario