27 abr. 2010

Dani Cortijo: "Barcelona crece por encima de sus posibilidades"

El historiador da a conocer en un libro algunos lugares insólitos de la ciudad

Las estaciones fantasma del metro de Barcelona, el falso acueducto romano del barrio Gótico o la primera fotografía que se hizo en la ciudad son algunas de las historias que recoge el historiador Dani Cortijo en el libro "Historias de la historia de Barcelona" (Editorial Robin Book) que nace a partir de su blog Altres Barcelones. "Allá donde la gente, con prisas, sólo ve coches y turistas, tu ves murallas, menestrales a pie de calle, bombardeos, revueltas…", explica Cortijo en su blog que obtuvo el Premi Blocs Catalunya 2009 en la categoría de cultura.

-Su libro, Historias de la historia de Barcelona, ha nacido a partir de su blog. No es un caso muy típico, ¿no?
-Nunca pensé escibir un libro. Yo empecé con mi blog porque internet es un medio democrático donde puedes publicar tus historias inmediatamente sin tener que hablar con nadie. El miedo que tenía de escribir el libro era perder el contacto con toda esa gente y la parte más participativa que se consigue a través de internet.

-Altresbarcelones.com recibió el premio blog de Catalunya el año pasado en la categoría de cultura. ¿Qué le parece el momento actual que viven los blogs catalanes?

-Se había llegado a decir que si Facebook iba a matar a los blogs y en el caso de Altres Barcelones ha sido totalmente lo contrario. Hay blogs en catalán de muchísima calidad y te sorprende con la rapidez que lo actualiza la gente.

-¿Internet también está cambiando la forma de hacer historia?
-Me gustaría que más porque tenemos un gremio que parece que es muy de autoconsumo y leernos nosotros mismos. Si los historiadores se volcaran en internet sería perfecto para poder llegar a la sociedad. El problema es que tú has hecho un trabajo muy importante de investigación y en internet puede llegar cualquiera y es muy fácil que otro te copie sin citarte.

-¿Entonces qué propone?

-El Copyleft es perfecto. Si tú no lo estás haciendo cobrando y otra persona sin cobrar también lo pone y te cita no hay ningún problema.

-¿Qué hay de nuevo en el libro Historias de la historia de Barcelona en comparación con su blog?
-Me he propuesto el reto de hacer un libro para la gente que no le guste la historia. Creo que la gracia es convencer a los que no están convencidos. Lo que intento es aportar esa nueva visión de la ciudad a través de las diversas partes de la historia. Reivindico e invito a la gente a perderse en su propia ciudad y conocerla desde otro punto de vista. No sólo ver la Barcelona de ahora sino las otras Barcelonas que han existido.

-¿Los barceloneses no conocen lo suficiente su propia historia?
-Tenemos una relación de amor y odio con nuestra ciudad. Por un lado, los barceloneses nos hemos creído el ombligo del mundo pero por otro lado odiamos ser una ciudad masificada a la que le hemos perdido cariño y ya no la queremos ni conocer.

-Por ejemplo…
-Muchas construcciones del barrio Gótico se han hecho posteriormente para inventar una historia. Por ejemplo, el falso acueducto de la calle Bisbe. Es una reconstrucción ya que desde finales del siglo XIX hasta el franquismo hubo un proceso de invención de todo el barrio Gótico que se quería monumentalizar y después tapar algunas cicatrices como los bombardeos durante la Guerra que destruyeron buena parte de lo que ahora se llama el barrio Gótico, antes el barrio de la Catedral.

-¿ Y cómo surgen todas estas historias?
-Las busco en archivos, bibliotecas…también me ha ayudado mucho la hemeroteca de La Vanguardia. Pero también hago historia de trinchera. Salgo a la calle y me voy a investigar una historia y pregunto a la gente. Es cierto que hay que ir con mucho cuidado con la historia oral y luego tienes que contrastar la información pero también hay libros que han escrito mentiras muy grandes.

-Usted también dice que las paredes hablan..
- En una calle estrecha y llena de meados en la que parece que no tienen ningún atractivo muchas veces lo que estamos haciendo es pasear en medio de la historia. Las paredes hablan pero no las entendemos. Hablan otro idioma.

-¿Cómo entiende su idioma?
-Para entenderlas antes he tenido que leer muchos libros.

-¿Cuál ha sido la historia que más le ha sorprendido?
-La pintada de Miquel Pedrola. Empecé a investigar y resulta que detrás de esa pintada había una persona que había muerto en la Guerra Civil y era vecino de la Barceloneta. Y lo que empezó como otra historia de mi blog acabó en una iniciativa popular para que se conservara la pintada.

-¿Qué otras historias le ha llamado la atención?
-La moda en el siglo XIX por los viajes en globo era tal que una persona incluso intentó cambiar el escudo del Ayuntamiento y ponerlo en forma de globo. Barcelona también fue una de las principales protagonistas del nacimiento de nuestro actual sistema de medidas ya que buena parte de los cálculos del metro se hicieron en Barcelona.

-¿Destacaría alguna otra historia?
-Una chica alemana me dijo que lo del Caganer y el Caga Tió no se lo creía y a partir de ahí empecé a investigar y en el siglo XIX estábamos mucho peor. Entonces cuando se vaciaban los pozos negros había catadores de pozos para conocer la calidad de la acidez de los excrementos para venderlos como abono. La toponimia también está impregnada de escatología.

-¿De veras?
- El afluente del rec Comtal que cruzaba el barrio de Sant Pere lo llamaban la riera del Merdançar y las lagunas del final de la Rambla y la parte baja del Raval eran el Cagalell Vell y el Cagalell Nou.

-El tema de la prostitución en la Rambla también viene de lejos…
- Desde el siglo XIV la Rambla, sobre todo la parte baja, hasta nuestros días ha sido un eje principal en el cual se ha gestado el fenómeno de la prostitución. Parece que al final por cuatro fotos nos echamos las manos en la cabeza pensando que nos estamos desmadrando cuando llevamos siglos de desmadre.

-En el libro se centra sobre todo en Ciutat Vella. ¿Por algún motivo en especial?
-Por criterios temporales y de espacio. Además Ciutat Vella es como una cebolla. Tiene diferentes capas y en la muralla romana tienes historias desde aquella época hasta ahora.

-¿Le parece que Barcelona está perdiendo parte de su historia?
-Ya cuando se traspasaron las murallas Barcelona siempre ha tenido el problema de que es una ciudad atrapada que crece por encimas de sus posibilidades y eso acaba repercutiendo en la población y la sociedad en general. Es verdad que hay zonas de Ciutat Vella que se tienen que sanear pero también hay calles y edificios que se han de rehabilitar y conservar. Barcelona tiene que conservar su historia al mismo tiempo que progresar.

-¿Cómo ve la Barcelona actual?
-La Barcelona actual también tiene otras Barcelonas. Hay tantas Barcelonas como épocas y en la actualidad también hay tantas Barcelonas como personas.

27-4-10 La Vanguardia

video

+ info:

altresbarcelones.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario