15 nov. 2010

Cuadros en el bolsillo

Artistas diversos crean obras pensadas para ser exhibidas en el marco del iPhone

Si usted no pudo pujar por la Coca-Cola de Warhol, si ni siquiera le llega para un póster de Los girasoles de Van Gogh, no se preocupe. Hay alternativas. Buenas, bonitas y baratas (siempre que tengan un teléfono iPhone).

Como en su tiempo el teléfono o los walkie-talkie, el iPhone se ha convertido en otro lienzo para los artistas que buscan formas innovadoras y alternativas de llegar al público. El resultado de su creatividad son los proyectos de iPhone Art.

Para nostálgicos de los años setenta, es posible experimentar los asombrosos efectos de la mítica Dream machine, la escultura cinética que Brion Gysin creó en 1961 junto a William Burroughs, descargando gratuitamente la aplicación en la tienda virtual de Apple, el App Store.

Esta aplicación, que promete las mismas sensaciones de la lámpara estroboscópica original, ha sido realizada y distribuida con motivo de la retrospectiva de Gysin, pintor, performer, poeta y escritor, organizada por el New Museum de Nueva York, que se puede ver en el Instituto de Arte Contemporáneo de Villeurbanne / Rhône-Alpes, en Francia.

Entre las obras concebidas especialmente para el iPhone destaca Vanitas, una pieza minimalista de los artistas Auriea Harvey y Michael Samyn que, con el seudónimo de Tale of Tales, se dedican a la producción de videojuegos alternativos.

Según sus palabras, Vanitas es "un memento mori para manos digitales". Precio de la obra en App Store, 1,59 euros. A mitad de camino entre una naturaleza muerta y un pequeño gabinete de las maravillas, Vanitas es una experiencia visual y sonora de estética gótica, poblada de imágenes sugerentes y citas literarias (Rimbaud, Nietzsche, Sappho y Kundera, entre otros) que, en estos tiempos de crisis, nos recuerdan que "todo es vanidad".

"Es como un juguete espiritual. Lo tienes en el teléfono y, cuando estás deprimido, la contemplación de algo perecedero te ayuda a apreciar lo que tienes", aseguran los artistas, que acaban de recibir el premio del festival de videojuegos hóPLAY, organizado por el centro Alhóndiga de Bilbao, por su videojuego de horror The Path.

Surgido directamente de jacksonpollock.org, Random Pollock, el proyecto con el cual Miltos Manetas ganó en 2009 el premio popular de los Webby Awards, es la versión para iPhone y para la tableta iPad de una página web que hace un año convirtió millones de internautas en fans del influyente pintor americano, iniciador del expresionismo abstracto.

Así como Pollock descargaba su energía creadora en los action paintings (acciones en las que pintaba una tela en el suelo, vertiendo cubos de pintura y utilizando manos y pies), el internauta que descargue la aplicación gratuita Random Pollock podrán llevar a cabo relajantes action paintings digitales, a través de sus pantallas táctiles y además ¡sin mancharse!

También gratuita es la aplicación Serendipitor que, según su creador, Mark Shepard, proporciona "una navegación alternativa que te ayuda a encontrar algo distinto a lo que buscabas".

A diferencia de la obra convencional, la mayoría de las diseñadas para el iPhone cambian a gusto del propietario. Es el caso de PhiLia, de la austriaca Lia, que reacciona cuando se agita el teléfono, o las rutas de hormigas de Antograph, de Scott Snibbe, que se forman a partir de las líneas que el internauta traza en la pantalla; En castellano la obra se puede encontrar con el nombre de Hormígrafo, al precio de 0,79 euros.

Hay que estirarse algo más (3,99 euros) para conseguir Sonic wire scultures, de Amit Pitaru. En este caso es el propio dueño de la aplicación quien dibujará sobre la pantalla de su teléfono, y sus trazos se van transformando en composiciones musicales. En este caso, para apreciar el cuadro, se aconsejan auriculares.

14-11-10 El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario