13 dic. 2010

José Luis Espejo: "La Moreneta inspiró a Leonardo da Vinci la sonrisa de la Gioconda"


El historiador apunta el origen catalán de la familia del artista italiano en el ensayo 'El viaje secreto de Leonardo da Vinci'

Las hipótesis son como puertas entreabiertas a realidades que se resisten a manifestarse con total claridad. El historiador José Luis Espejo acaba de abrir una brecha con el ensayo El viaje secreto de Leonardo de Vinci, en el que intenta aportar luz a uno de los episodios más oscuros de la biografía del polifacético artista italiano: ¿Dónde estuvo entre septiembre de 1481 y abril de 1483?

Le pido a Espejo, especialista en simbolismo, que escoja el lugar de nuestra cita y me lleva al restaurante Torre d’alta mar, situado en la torre de Sant Sebastià del puerto de Barcelona. Mientras subimos a 75 metros del nivel del mar en el ascensor panorámico, me pregunta si tengo vértigo. No es mi caso, aunque sus teorías sí causen este tipo de sensaciones a más de uno.

¿Por qué estamos aquí? (Ambos miramos por la ventana panorámica del restaurante la entrada del puerto, con el antiguo faro y las torres de las iglesias góticas de fondo)
Porque este es el paisaje más asociado a Leonardo da Vinci en Barcelona. Queda reflejado en su cuadro La Anunciación. De esta manera dejó constancia de su presencia en la ciudad.

¿Y qué vino a hacer?
Su visita puede tener relación con su familia. Un antepasado suyo, Giovanni da Vinci, vivió 40 años en Barcelona y murió aquí. Posiblemente dejaría familia. Leonardo seguramente tenía primos lejanos en Barcelona.

¿Leonardo sería de origen catalán?
Creo que sí. Su apellido y su escudo son catalanes. Vinci, para mí, es un apócope de Vinciano, que está en el Conflent. El apellido Vinçà era común en Catalunya. Su escudo es un escudo de Catalunya con tres barras, lo que es una brisura, una variedad, del escudo que representa el reino de Mallorca. Mi hipótesis es que venían de Catalunya.

¿Y por qué la dejaron?
Creo que su familia iría a Italia por motivos religiosos a principios del siglo XIII. Seguramente serían herejes y se instalaron en Italia como tantas familias catalanas y occitanas que huían de la Inquisición. Entonces se pusieron el apellido de Vinciano, porque era su lugar de origen. En Florencia, los da Vinci aparecen como una familia foránea.

Vaya, da Vinci de origen catalán como otro personaje célebre de la época, Cristóbal Colón, según indican algunas teorías…
Curiosamente podían haber tenido un vínculo de amistad a través de un amigo común, Américo Vespucio, amigo de juventud de Leonardo, ambos seguramente discípulos de un mismo maestro, Giorgio Antonio Vespucci.

¿Y Leonardo vino a Catalunya para conocer sus orígenes?
Sobre el mes de septiembre de 1481 desaparece de Florencia y no se sabe nada de él hasta el 23 de abril de 1843, cuando firma el contrato para pintar La Virgen de las Rocas. Nadie sabe dónde estuvo durante ese año y medio. Creo que él habría ido a Montserrat.

¿En qué se basa para llegar a esta conclusión?
Primero, en la iconografía que aparece en sus cuadros. En varios se puede ver la montaña de Montserrat. Además, vino a pintar dos cuadros. Uno de ellos sería el San Jerónimo, datado en 1842.

¿Lo habría pintado en Montserrat?
Sí. Este San Jerónimo apareció en Roma en el siglo XIX. Creo que las tropas napoleónicas se lo llevaron del monasterio cuando lo saquearon. Los franceses se llevaron cuadros de Montserrat, que fueron a parar a colecciones francesas. El tío de Napoleón pudo haberlo adquirido y luego lo vendió al Vaticano. Digo que lo pintó en Montserrat porque existe un relieve de Pau Serrra, hecho en 1776, muy parecido al San Jerónimo. Sólo pudo haberse inspirado en el cuadro de Leonardo, lo que lo sitúa en Montserrat. Además, aparecen paisajes montserratinos. Aparece el Cavall Bernat y unas rocas características de la sierra.

Si el San Jerónimo estuvo en Montserrat, debería quedar constancia… ¿Ha hablado con los monjes?
Envié varios correos para pedirles su opinión y no he obtenido respuesta.

¿A qué lo atribuye?
A que son herméticos. No les gusta airear sus cosas. Si considerasen que mis teorías son una tontería, me lo dirían claramente, que no hay bases para sostenerlas. Pero no me lo han dicho. Lo atribuyo al silencio administrativo. En cambio, hay gente que se ha puesto en contacto conmigo para ratificar extremos de mis teorías.

¿Por ejemplo?
La musicóloga Andrea Hernández me contactó para decirme que la partitura que aparece en el cuadro Retrato de músico es una de las piezas del Llibre Vermell de Montserrat.

¿Teme que consideren que sus teorías son una tontería o sensacionalistas?
No son sensacionalistas. Siempre digo que se trata de hipótesis de trabajo. Nadie me ha dado hasta ahora ningún argumento que contradijera los míos. No hay documentos. Los únicos que existen son sobre su visita al castillo de Salses en 1504. Como mínimo, podría confirmar el segundo viaje, que nos llevaría a la Gioconda

Hablaremos de ella. Antes dígame ¿por qué Leonardo iría a Montserrat?
El abad comendatario de esa época era el que se convertiría en el Papa Julio II. En esos tiempos los Reyes Católicos querían convertir Montserrat en un monasterio de jerónimos. Incluso se hicieron obras…

¿Por eso el San Jerónimo?
Sí. Hay que tener en cuenta que la ermita más alta, la pared más alta, el pico más alto de Montserrat son los de San Jerónimo. En el museo de Montserrat hay tres san jerónimos. En la biblioteca hay cuatro incunables de San Jerónimo. Había un especial interés por San Jerónimo. Sería muy normal y lógico que le encargasen el cuadro. Y también fue a Montserrat a aprender.

¿Qué?
Alquimia. Montserrat y Sant Cugat eran dos centros alquímicos muy importantes en esos tiempos. La alquimia nació en Catalunya, en la Europa occidental. Allí están Ramon Llull y Arnau de Vilanova, que eran alquimistas.

¿En qué otros cuadros aparecen paisajes montserratinos?
En La Virgen de las rocas, por ejemplo, aparecen tres cimas que son el emblema de Montserrat. También está representado el Cavall Bernat, que es un símbolo fálico, así como la cueva representa el útero. Son símbolos herméticos para representar la fecundidad, la vida. Son demasiadas casualidades. Sus obras son un compendio de símbolos herméticos. Por ejemplo, la Gioconda…

Ahí queríamos llegar.
Todo el mundo se pregunta quién era la Gioconda, cuando la pregunta es qué era, qué representa.

¿Qué representa?
Representa la Virgen, Isis, la materia, que viene de mater, la virgen madre. Al mismo tiempo representa la materia prima de la alquimia, que es negra, por eso va de negro y la Moreneta es negra, la virgen negra, que es la materia prima. Todo está relacionado.

¿Y qué me dice de su enigmática sonrisa?
Está inspirada en la Moreneta. He cogido su boca y se la he superpuesto a la Gioconda. La expresión es muy parecida, y eso no lo he dicho yo. Para verlo, tienes que ver la Moreneta por uno de sus lados, porque cada lado es diferente. En uno, aparece una leve sonrisa, y el otro es serio. Depende de cómo la veas, es seria o sonríe.

Igual que la sonrisa de la Gioconda…
Sí, lo mismo. Podría venir de ahí. También la ropa, sus velos, aludiría al carácter de deidad, de virgen negra, de gran madre. ¿Por qué si era un retrato no se lo dio a quien se lo encargó? ¿Por qué lo tuvo hasta que murió? Lo veo como un testamento vital.

¿También aparece Montserrat?
Sí, es uno de sus paisajes vitales. En la Gioconda está Montserrat visto desde un observatorio que realmente existe. En este cuadro es tan importante el fondo como la figura.

¿La Moreneta también es misteriosa?
Mucho. En toda Italia y Florencia había capillas de la virgen de Montserrat, era venerada en toda Europa. Era el símbolo de la virgen negra, asociada a los benedictinos, a la alquimia y a lo que es herético. La iglesia cristiana asumió como suyas doctrinas que eran heréticas, una de ellas es la de la Virgen. La madre de Cristo, siglos atrás, prácticamente no era venerada, pero con los templarios adquiere primacía sobre Cristo. Ese culto tiene que ver con el de los cátaros. Representaría también a Isis, la tierra fecunda, negra… es complejo.

¿Leonardo está relacionado con los cátaros?
Creo que Leonardo deriva de una familia de origen cátara, que estuvo en una orden secreta del tipo rosacruz. La rosa asociada a la sabiduría y al secreto. La rosacruz y la masonería están ligadas al sanjuanismo, y eso es la doctrina cátara. En sus cuadros aparece San Juan cuando no tendría que aparecer. En la Virgen de las rocas, por ejemplo. Piensa que Jesús y San Juan no se conocieron de niños, sino en el Jordán. Es una lectura apócrifa. Este San Juan es elegido por el arcángel que lo señala. Ofrece la primacía a San Juan y a la Virgen antes que a Cristo, que es un símbolo de la iglesia oficial, romana. Eso se ve claramente en el cuadro La adoración de los Magos. Jesús aparece con cara de caprichoso y al lado hay un viejo que lo desaprueba. Leonardo está en el cuadro dando la espalda a Cristo. Está diciendo que él no está con la doctrina católica romana.

Sus pinturas están llenas de simbolismo…
Creo que él hizo los cuadros para iniciados. Deberían ser de encargo, como hojas de ruta para los que se quisieran iniciar.

¿Cómo definiría a Leonardo?
Era una persona muy brillante, inteligente e inconstante. Dejó a medias muchas cosas y no era maestro de ninguna, ni siquiera como pintor.

Pero dejó un gran tratado de la pintura y muchos artistas posteriores lo consideran su maestro, incluso muchos actuales…
He leído el tratado y es infumable. Está lleno de errores de todo tipo. Sus estudios de anatomía también están llenos de errores. Era discípulo de un gran anatomista, hacía disecciones porque le dejaban, no porque fuese el primero. Era un aficionado, como en tantas cosas. Como pintor hizo pocas obras y acabó muchos menos. Sus pinturas al fresco se echaron a perder porque no hizo las mezclas químicas pertinentes.

Pero si era alquimista…
Incluso en eso era un aficionado. Leonardo es una persona muy sobrevalorada. Lo veo como un protegido. Hizo una serie de cuadros llenos de símbolos, pero no es el único. Rafael o Miguel Ángel eran más competentes como artistas. Sus pinturas están carentes de inspiración. Son mas bien un catalogo de símbolos y paisajes vitales. Pintaba para los suyos, para su orden.

¿Qué le preguntaría si lo tuviese delante?
“Si no hubieses sido pintor, ¿qué te hubiese gustado ser?” Yo creo que ni él lo sabía. Durante toda su vida se vio extraño ante el mundo, no sabía lo que era en realidad. Se veía sin referentes. Lo fue todo y no era nada. Nunca profundizó en ninguna de sus habilidades. Nunca fue un maestro de nada. Creo que le hubiese gustado ser algo. Lo veo como una marioneta en manos de los demás.

Racionero le alienta en el prólogo de El viaje secreto de Leonardo da Vinci a escribir un ensayo sobre Ignacio de Loyola y su relación con Montserrat. ¿Esta será su próxima investigación?
Aún no. Primero quiero hacer una biografía de Hitler.

¡No me diga que era origen catalán!
Afortunadamente no.

13/12/10 La Vanguardia

1 comentario:

  1. En mi opinión es una hipótesis muy hipotética a la que le falta documentación escrita, pero si más no llama la atención por ser curiosa.

    ResponderEliminar