17 nov. 2009

El Metropolitan dedica una exposición a un cuadro redescubierto de Velázquez















La obra 'Retrato de un hombre', que durante décadas se atribuyó a otros artistas, se encontraba en manos del museo desde 1949, pero recientemente se confirmó que es un lienzo del famoso pintor.
El museo Metropolitan de Nueva York dedicará a partir de este martes una exposición a la obra redescubierta del pintor español Diego Velázquez (1599-1660), "Retrato de un hombre", y que durante décadas se atribuyó a otros artistas.
La obra, que muestra a un hombre entre 30 y 40 años, vestido de negro y con el típico cuello blanco de la época, se encuentra en manos del museo desde 1949, pero no fue hasta ahora que se confirmó que es un lienzo del famoso autor de "Las Meninas".

Tras décadas en las que la tela fue expuesta con una pintura de un artista del taller de Velázquez, el museo decidió este verano limpiar el lienzo que tenía una gruesa capa de barniz. "Tenía curiosidad en saber si era o no de Velázquez", explica a dpa el responsable de pinturas europeas del museo, Keith Christiansen.

El restaurador Michael Gallagher inició la limpieza recuperando la pintura original. Entonces, Christiansen llamó al experto Jonathan Brown, que atestiguó que era un Velázquez. "Una de las lecciones que nos enseña la vida es que nuestras respuestas ante las obras de arte pueden cambiar sobre el tiempo, a veces de manera radical", afirma Christiansen.

La historia del cuadro redescubierto de Velázquez está lleno de cambios en la autoría de la obra. Al principio, se llegó a atribuir al pintor flamenco Antonio van Dyck. La obra pasó por varias manos desde el siglo XIX: fue propiedad de Johann Ludwig, hijo ilegítimo del rey Jorge II de Inglaterra, época en la que se pensaba que el retrato era de Van Dyck. Luego pasó a formar parte de la colección de Jorge V, rey de Hannover.

Finalmente, el coleccionista originario de Alemania Jules S. Bache adquirió la obra en 1926 al mercader Joseph Duveen, que entonces la vendió como un autorretrato de Velázquez a pesar de que un experto de la época, August Mayer, la atribuía a un discípulo del artista, su yerno Juan Bautista Martínez del Mazo. Según Christiansen, el objetivo de Duveen era poder vender la tela a uno de sus clientes. Duveen convenció entonces a Mayer para que cambiara de idea y vendió la pintura a Bache como obra de Velázquez.

En 1949, Bache entregó la obra al museo que tiempo después descartaría que la autoría fuera de Velázquez, atribuyéndola, hasta este verano boreal, a uno de los artistas que trabajaban en su taller. Jonathan Brown, buen conocedor de Velázquez, remarca la pincelada de la pintura y el tratamiento de la luz que el artista supo dar a la obra.

En total, en esta especial exposición que se podrá ver hasta el 7 de febrero, se muestran siete obras del artista. A lo largo de la explicación del descubrimiento de la obra, se reproduce parte del cuadro "La rendición de Breda" (1634-35) de Velázquez, que se expone en el museo del Prado de Madrid, y donde aparece un personaje totalmente idéntico al que parece en "Retrato de un hombre".

La Vanguardia 17-11-09

+ info:
Identificado en Nueva York un nuevo cuadro de Velázquez

Metropolitan

No hay comentarios:

Publicar un comentario