16 feb. 2010

El paludismo contribuyó a la muerte de Tutankamón, según un estudio de su ADN

Tutankamón habría muerto de paludismo combinado con una enfermedad ósea, según un estudio científico publicado hoy en EE UU en el que se adelanta parte de las conclusiones de la investigación sobre el ADN de su momia y de otras de la familia real que está previsto se haga público mañana miércoles en El Cairo. La investigación ha hallado evidencias del parásito Plasmodium falciparum, responsable del paludismo, en la momia del joven faraón.

El mismo estudio, en el curso del cual se han realizado análisis de ADN a 16 momias egipcias, entre ellas 11 con indicios de ser familiares de Tutankamón (incluidos los dos fetos enterrados con él), concluye que el padre del célebre rey sería el famoso faraón Akenatón y la madre KV35YL, una momia hallada en la tumba número 35 del Valle de los Reyes cuyo nombre permanece desconocido. El estudio aparece en el Journal of the American Medical Association y uno de los autores es el jefe de los arqueólogos egipcios Zahi Hawass, que mañana presentará a bombo y platillo el conjunto de la investigación.

La causa de la muerte de Tutankamón y su filiación -quiénes eran sus progenitores y en general el cuadro genealógico de la denominada familia amarniana, la última rama de la Dinastía XVIII, hace 3.300 años- son dos de los grandes misterios del Antiguo Egipto. Se esperaba mucho de los análisis de ADN para discernir los complejos y enigmáticos parentescos de la familia real. La mayor parte de los historiadores estaban de acuerdo en la paternidad de Akenatón, pero la maternidad se ha atribuido tradicionalmente a su mujer Nefertiti o la esposa secundaria Kiya.

Hasta ahora no hay pruebas suficientes para atribuir ninguna momia conocida a ninguna de las dos. En cuanto a la muerte de Turtankamón, que los últimos análisis atribuían a una grave herida en la pierna causada probablemente por un accidente, Hawass escribe en la revista médica que los resultados indican que "una circulación sanguínea insuficiente de los tejidos óseos, debilitando o destruyendo una parte del hueso", a consecuencia de una fractura, "combinada con el paludismo", es la causa más probable del deceso".

El diagnóstico ha revelado también una serie de malformaciones en la familia como la enfermedad de Kohler que destruye las células óseas. Y ha descartado la vieja hipótesis de que Akenatón y su familia sufrían ginecomastia, enfermedad que desarrolla los senos en los hombres y a la que se atribuía el extraño aspecto femenino de algunas de las clásicas representaciones del faraón y sus familiares masculinos en el arte de Amarna.

El País 16/2/10

+ info:

Fotos historicas de la excavación de la tumba de Tutankamon

No hay comentarios:

Publicar un comentario